La Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), apoya al Ministerio de Energía, fomentando el uso de energías renovables y la eficiencia energética.

La Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ), a través de varios programas financiados por el Ministerio de Medio Ambiente Alemán BMUB, está cooperando con las iniciativas emprendidas por el Ministerio de Energía para profundizar el desarrollo de las energías renovables y la eficiencia energética en Chile.

Rainer Schröer, director GIZ del Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética en Chile, destaca: “Creemos que Chile posee las condiciones necesarias para continuar diversificando su matriz energética y así contribuir al desarrollo sustentable del sector sin afectar su competitividad internacional. La Cooperación Alemana apoya los esfuerzos que está haciendo Chile para mejorar la sustentabilidad de su sector energético a través de mejorar la información del sector, asesoría para mejoramientos del marco regulatorio y actividades destinadas a propiciar negocios”.

Actualmente, se realiza el proyecto Fomento de la Energía Solar que busca establecer mercados para energías renovables a gran escala, con focos al aprovechamiento con sistemas de energía solar termoeléctrica (CSP) y sistemas fotovoltaicos (PV). Uno de los hitos del proyecto fue el apoyo en el proceso participativo conocido como la Mesa ERNC impulsada por el Ministerio de Energía.

“Cuando comenzó el gobierno de la presidenta Bachelet, en marzo de 2014, sólo contábamos con un 7% de energías renovables no convencionales en nuestra matriz, y hoy, a abril de 2017, hemos duplicado esa cifra alcanzado el 17%. Esto responde no sólo a una disminución del precio de la tecnología a nivel mundial, sino que también a una visión estratégica clara desde el gobierno, reflejada en la Agenda de Energía, que busca impulsar el desarrollo de recursos energéticos propios y sustentables”, aseguró el ministro de Energía, Andrés Rebolledo.

Otra de las iniciativas fue el proyecto Energía Solar para la generación de electricidad y calor, recientemente finalizado y que se implementó desde 2012. Mediante este proyecto se apoyaron iniciativas como el desarrollo del marco normativo de proyectos de energías renovables no convencionales para autoconsumo acogidos a la Ley 20.571 de Generación Distribuida, la evaluación del modelo de negocio tipo ESCO para sistemas fotovoltaicos, y las tareas de fortalecimiento de competencias locales implementadas por el Ministerio de Energía y de elaboración y difusión de información de apoyo a instaladores y consumidores, por ejemplo a través guías técnicas sobre diversas materias relacionadas con sistemas fotovoltaicos para autoconsumo.

También ha apoyado el Programa Techos Solares Público, mediante el cual el Ministerio de Energía está contribuyendo a la maduración del mercado de sistemas fotovoltaicos, y que a fines del presente año tendrá habrá concretado la instalación de a lo menos 100 sistemas de ese tipo en edificios públicos distribuidos en 9 regiones del país.

Siguiendo en esta dirección, el proyecto NAMA Energías Renovables para el Autoconsumo, es un proyecto que comienza a implementarse durante 2017 y que tiene por objetivo fomentar los conocimientos técnicos y financieros sobre las ventajas de generación de energías renovables para el autoconsumo con el fin de contribuir a la implementación de proyectos ERNC a pequeña escala.

Ir a la Noticia