Pese a que Noruega fue uno de los países pioneros en apoyar el avance de los vehículos con motores eléctricos y menos contaminantes, el primer trimestre de este 2018 otro mercado europeo se volvió el más importante para la venta de este tipo de automóviles.

Entre enero y marzo de este año, los germanos adquirieron un total de 17.574 autos eléctricos o híbridos, de acuerdo con datos entregados por la Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles.

Este número no solo es un 70% mayor al registrado en el mismo período de 2017, sino que también provocó que, por primera vez en la historia, las ventas en Alemania sobrepasaran a las de Noruega, las que crecieron un 20% respecto del año pasado, promediando poco menos de 16.200 unidades.

Fuente: El Mercurio