En la jornada formativa participaron profesionales de la Superintendencia de Electricidad y Combustible, SEC; del Ministerio de Energía (división Eficiencia Energética) y de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética.

El experto español, Juan Avellaner, presentó los aspectos de la legislación y normativa en Alemania, España y Estados Unidos, aplicados en cogeneración.

Con el objetivo de trabajar, durante 2016, en la elaboración de un protocolo específico sobre cogeneración como una tecnología de eficiencia energética reconocida en Chile, el programa de energías de la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zussamenarbeit, GIZ organizó un taller explicativo sobre las experiencias y conclusiones de la implementación de la cogeneración en Europa y Estados Unidos: reglamentos, normas y legislación.

En la jornada participaron profesionales de la Superintendencia de Electricidad y Combustible, SEC; del Ministerio de Energía (división Eficiencia Energética) y de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, AChEE.

Durante la sesión expuso Juan Avellaner, experto español, que ha investigado para la Comisión Europea sobre normativas en cogeneración, Smart Grid y Netbilling, explicó que “en Alemania, la cogeneración tiene una participación en la matriz energética de un 18%, en España un 10% y aquí en Chile entre un 3 y un 5 % lo cual indica que la cogeneración debe aumentar para compensar todos los proyectos de energías renovables. La cogeneración ayuda a la unidad de suministro y además tiene un crecimiento orgánico en la industria, porque está hecha a medida de las necesidades térmicas existentes o planificadas para los próximos años”.

Por su parte, la asesora técnica del programa de Energías de GIZ, Cecilia Figueroa destacó la necesidad de contar con un protocolo nacional y de profundizar en experiencias internacionales: “Actualmente para instalar cogeneración, hay que sortear las barreras del ingreso y de la instalación de los equipos, porque se requiere del certificado proveedor del equipo y ese trámite se realiza en una empresa certificadora, lo que obviamente tiene un costo. Con el protocolo queremos lograr que la certificación de declaración del fabricante, cumpla con ciertas normativas europeas y sean aceptados para que las máquinas tengan un ingreso y puedan funcionar”.

Actualmente existe un reglamento que define qué es cogeneración eficiente y los rendimientos que se deben cumplir. También está el PMGD que es para pequeños medios de generación distribuida, el que, dado su tamaño, restringe la cogeneración para proyectos más grandes.

El taller se realizó en el marco del proyecto: “Reducción de Emisiones a través de aplicación de cogeneración en industria y comercio”, que se ejecuta junto a la Agencia Chilena de Eficiencia Energética.