La iniciativa apoyada por Corfo busca reducir la emisión de gases de efecto invernadero en la minería.


Aprovechando el gran potencial de Chile en la materia, Corfo dio inicio a su Programa Tecnológico Estratégico ‘Desarrollo de Sistema de Combustión Dual Hidrógeno-Diésel para Camiones de Extracción Mineros (CAEX), que tiene como objetivo desarrollar e industrializar soluciones tecnológicas, que permitan cambiar el sistema de propulsión de los camiones de extracción por uno de combustión dual de hidrógeno y diésel.

Un desafío complejo que busca desarrollar soluciones locales, que permitan disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en la industria minera y mejorar su competitividad.

Durante la presentación, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán, señaló que ‘es una tecnología de transición que puede durar 20 años sin problemas. Es decir, puede durar más que el tiempo de vida útil de un camión de la gran minería’.

La razón de por qué decidieron partir con este proyecto enfocándose en la minería se debe a que la actividad constituye uno de los sectores económicos más importantes del país, aportando en forma directa casi el 12% del PIB chileno. Asimismo, este rubro es uno de los principales responsables de la emisión de gases de efecto invernadero, al emitir cinco mil kilogramos de CO2 anualmente.

Las cifras también revelan que anualmente la minería consume 78.000 TJ de diésel, de los cuales casi el 88% corresponde al transporte en la mina a rajo abierto.

El vicepresidente ejecutivo de Corfo destacó que en la medida de que Chile sepa valorar las singularidades de su territorio y las fortalezas de los sectores productivos donde exhibe liderazgo a nivel mundial –como en la producción de litio y cobre- podrá formar parte de algunas de las revoluciones tecnológicas que experimente el mundo actualmente.

‘Reducir entre el 60% y el 70% de las emisiones del diésel que hoy se utiliza tiene un impacto no solo en disminuir las trazas de carbono, sino también en términos de mejorar la productividad, porque esto es rentable desde el punto de vista productivo a un cortísimo plazo. Es un conjunto de oportunidades que se abren para que Chile sea el centro mundial del desarrollo del hidrógeno, primero para la minería, pero a futuro, para estudiar motores para la pesca extractiva del norte del país y el sur del Perú, entre otros’, recalcó Eduardo Bitrán.

El ejecutivo añadió que el objetivo del programa es la industrialización de Chile, a través de la incorporación de camiones híbridos en la minería, para lo cual es necesario contar con el apoyo de los grandes proveedores mundiales.

‘Esperamos que este sea el primer paso en la instalación ambiciosa de un centro de desarrollo del hidrógeno para el rubro minero’, concluyó.

Fernando Hentzschel, director de desarrollo tecnológico de Corfo, aclaró el por qué se optó por la configuración hidrógeno-diésel, y no por otra como podría ser la eléctrica como sucede en la industria automotriz.

‘Lo que pasa es que la industria automotriz se enfoca principalmente en los autos, y el peso de uno no supera las cinco toneladas. En cambio, un camión minero, sólo en carga, lleva 400 toneladas más su peso. La potencia que necesita es imposible abastecerla con batería. O sea, si podría pero tendría que llevar tal cantidad de baterías, que no podría llevar la carga’, explica Fernando Hentzschel.

Quien además aclara que el combustible más limpio que se puede generar en Chile a partir de energía solar es el hidrógeno.

“También podrían haber sido los biocombustibles en base a desechos orgánicos, pero la tasa de generación y al costo que se puede generar hoy ese biodiésel, sigue siendo mucho más alto de lo que se puede hacer el hidrógeno y no podemos meterle más peso a la competitividad de la actividad minera, que hoy por hoy está un poco en jaque por el precio del commodity”, añade Hentzschel.

El concurso

La convocatoria para participar en este programa estará abierta hasta el 28 de agosto, a las 15:00 horas, y espera aprovechar el potencial solar del país, su gran producción de litio y el contar con el mayor distrito minero metálico del mundo, para así desarrollar una nueva economía industrial-minera en la zona norte, basada en energías limpias.

Corfo también anunció que financiará hasta el 50% del costo total del programa, con un tope de hasta $4.000 millones y un plazo de duración de hasta cinco años.

Fuente: Emol

Presentaciones Conferencia “Hidrógeno con Energías Renovables”