La economía de Chile está en crecimiento y, al mismo tiempo, las emisiones de CO2 se han más que duplicado desde 1990. Sin embargo, Chile tiene potencial para producir una cantidad de electricidad verde cien veces mayor a la que puede consumir. Por este motivo, el país andino también apoya a pequeñas y medianas empresas en la producción de energía eléctrica para el autoconsumo a partir de energías renovables. Las empresas no solo tienen la oportunidad de reducir sus costos energéticos y los gases de efecto invernadero, sino también de mejorar su imagen.

Mira este video preparado en el marco del proyecto de apoyo a la NAMA Energías Renovables para Autoconsumo en Chile.