La Feria Internacional de Tecnologías Energéticas IFT-ENERGY ATACAMA DESERT, considerada la exposición más amplia de la industria energética en Latinoamérica, se realizará por segunda vez en la ciudad. La instancia reunirá a los grandes conglomerados del sector no sólo en la generación, transmisión, distribución y ERNC, sino que también, a las compañías de producción sostenible y a todas aquellas que presten servicios y estén ligadas a la industria energética y minera.

El ministro de energía, Máximo Pacheco, advierte que Chile hoy en día se encuentra entre los líderes de energía renovable y esto requiere un esfuerzo tecnológico muy importante. Además agrega que: “nuestro país necesita la entrada de nuevos competidores y es eso lo que estamos haciendo. Através de IFT-Energy convocamos a los actores de la industria para dar un nuevo impulso al sector energético” indicó el ministro y presidente de la feria.

Chile vive un periodo de desafío constante en lo que a gestión, desarrollo y creación de proyectos energéticos se trata. En relación a la energía y el agua la industria minera de la región atraviesa un complejo panorama dado sus altos costos de producción. Ambos son dos de sus principales insumos, por lo tanto la eficiencia en el manejo de éstos pueden contribuir a aminorar el impacto económico. Un ejemplo: el 2025 el consumo de agua fresca en esta industria tendrá una tendencia decreciente. Lo anterior implica que, para ese año, el consumo de agua de mar de la región duplicará el consumo de agua fresca.

Panorama regional

Entre los años 2014 -2016 la Región de Antofagasta cuenta con 9 proyectos operando con tecnología renovable, los que aportan al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) 563MW, equivalente al 13,8 % de la capacidad instalada. La construcción de estas centrales significó una inversión total de 1.242 millones de dólares.

Por otra parte, en calificación ambiental existen 7 proyectos que suman una inversión futura de US$ 9.388, los cuales podrían aportar 3.107MW al sistema. Además poseemos 54 proyectos de generación eléctrica con licencia ambiental, que de materializarse podrían contribuir con 8.147 MW, los que significarían una inversión de US$21.456 millones de dólares.

Asimismo, 10 iniciativas se encuentran en construcción las que en total inyectarán 2.061 MW al SING y cuya inversión es de 5.340 millones de dólares.

En transmisión eléctrica, debemos destacar los 10 proyectos en estapa de construcción que consideran una extensión de 1.035,3 Km aportando más 32,65 % de los 2.000 km de líneas de transmisión que se materializan en el país. Finalmente, la inversión para los próximos 5 años se estima en 15.616 millones de dólares, considerando el desarrollo de proyectos tanto renovables como convencionales.

En este contexto, Arturo Molina, seremi de energía dice que: “somos conscientes del liderazgo que como región poseemos y de la importancia que significa la energía para el crecimiento y desarrollo del país, por tal motivo el Gobierno Regional a través de la Seremi de Energía de la región de Antofagasta, ha impulsado diversas acciones apuntando a fortalecer este sector en la zona. Por lo cual, es nuestra prioridad trabajar con la mayor celeridad y ahínco para que los 13 proyectos que hoy existen en construcción puedan ejecutarse en los plazos que corresponden y no sufran contratiempos”. Además recalca que “nuestros esfuerzos se centran en las 77 iniciativas catastradas en distintas etapas de desarrollo puedan materializarse, esperando con esto al 2020 aumentar la capacidad de la región en 3.500 MW adicionales a los existentes y generar una inversión de 15.616millones de dólares, cifra que llevará indudablemente a impulsar un encadenamiento productivo del sector permitiendo reforzar la economía de la región”.

Contribución

Hoy, la Región de Antofagasta lidera a nivel nacional la cartera de proyectos de inversión en energía, superando los US$ 20.000 millones. Esta situación económica de la región, la hace muy atractiva para la inversión y el desarrollo de nuevos proyectos y actividades de diferentes sectores de producción, asociados a la industria cuprífera.

En este marco, la exhibición incluirá avanzadas tecnologías que buscan revertir los altos costos asociados al acceso del recurso hídrico para uso industrial de las empresas mineras y para uso domiciliario en toda la región norte del país. La importancia de desarrollar un evento como este para el futuro energético y económico de Chile está precisamente en fomentar el desarrollo en dos importantes insumos estratégicos como lo son la energía y el agua para el progreso de la principal industria del país: la minería.

FUENTE: www.portalminero.com

VER NOTICIA