En el sector Baquedano de la ciudad de Coquimbo se habitarán luminarias fotovoltaicas y señaléticas para mejorar las vías de evacuación existentes ante alguna emergencia. Y además, contribuir a dar mayor seguridad a este barrio.
La iluminación solar que se instalará será de vital importancia ante la ocurrencia de una emergencia considerando su autonomía, y contribuirá a dar mayor seguridad a los vecinos afectados por ilícitos; que son propiciados por la oscuridad existente en algunos espacios públicos.

El tsunami ocurrido el año 2015 y que arrasó con el sector Baquedano de Coquimbo hace necesario implementar una serie de medidas para reducir el riesgo de la población ante un evento natural de estas características. Por esta razón, la Gobernación de Elqui implementará un proyecto de iluminación fotovoltaica y de señalización de espacios públicos y vías evacuación, que también contribuirá a dar una mayor sensación de seguridad en los vecinos.

Esta iniciativa es complementaria al actual proyecto de reconstrucción de la “llamada zona cero” en el cual trabaja el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y responde a una planificación de diversos servicios de Gobierno y la propia comunidad; quienes valoran la propuesta que cuenta con $40 millones para su ejecución.

Así y a contar del próximo día viernes se comenzará con la instalación de señaléticas y luminarias fotovoltaicas en el citado barrio porteño, que iluminarán independientemente en el caso de una emergencia y algún corte de energía. Beneficiando así a los más de 400 habitantes de Baquedano.
Comunidad

Sin dudas que el proyecto a ejecutar en la llamada “zona cero” del tsunami del año 2015 es una buena noticia para la comunidad, que debió enfrentar las consecuencias de este desastre natural que cambió radicalmente la vida de cientos de porteños.

Así lo entiende Marcia Saavedra, dirigente del Comité Unión Baquedano, quien manifestó que “para nosotros es primordial mejorar las vías de evacuación y se valora que las autoridades cumplan sus compromisos”, señaló. Pero además, destacó que las nuevas luminarias permitirán entregar mayor seguridad a zonas de la población Baquedano donde los ilícitos son frecuentes.

Tal cual afirmó Carlos Troncoso, poblador del sector porteño, quien expresó que la falta de iluminación en las vías públicas durante las noches es un problema de larga data, y que contribuye directamente en el actuar de los delincuentes. “Todo lo que sea mayor seguridad para los vecinos es valorado, ya que más que una posible emergencia, el problema actual son los delincuentes y la oscuridad del barrio”, afirmó.
Desde el Gobierno

La ejecución del citado proyecto es posible gracias al plan de fortalecimiento provincial impulsado por el Gobierno, que considera como uno de sus principales componentes el programa de mitigación de riesgos y la autonomía de las gobernaciones para actuar en favor de la comunidad y sus necesidades.

Así lo explicó el gobernador de Elqui, Américo Giovine, quien detalló que entre varios actores públicos se determinó que un lugar importante donde mitigar riesgos es Baquedano, “y la gobernación realizará una inversión pública para ejecutar un programa de señalización e iluminación, para que en el caso de alguna catástrofe el sector se mantenga iluminado autónomamente y dé seguridad a la comunidad. Además, esto contribuye a combatir el delito”.

FUENTE: www.diarioeldia.cl

VER NOTICIA